La esteatosis hepática no alcohólica (EHNA) es el tipo más común de

Los proveedores de la salud están registrando más casos de esta afección junto con un aumento de la obesidad infantil. La EHNA es más frecuente en las personas de etnia asiática e hispana.

La esteatosis hepática no alcohólica (EHNA) es el tipo más común de enfermedad hepática crónica en menores y gente joven, y los proveedores de la salud están registrando más casos de esta afección junto con un aumento de la obesidad infantil. La EHNA es más frecuente en las personas de etnia asiática e hispana.

¿Qué es la esteatosis hepática?

La EHNA es una afección hepática causada por el excesivo almacenamiento de grasa en el hígado, lo que puede ser causado por un consumo excesivo de grasas y calorías.

Los factores de riesgo incluyen obesidad, diabetes tipo 2, presión arterial alta, colesterol alto y triglicéridos altos. A menudo es asintomático, pero los menors pueden experimentar fatiga o dolor e incomodidad en la parte superior derecha del abdomen.

¿Cómo se relaciona con la hipertensión arterial?

Las investigaciones muestran que la esteatosis hepática está asociada con el síndrome metabólico y el aumento de la presión arterial, incluida la presencia de prehipertensión e hipertensión.

“Algunos padres al principio pueden dudar en adoptar una dieta saludable como medida preventiva, pensando que esta condición es una ‘enfermedad de adultos’. Ignorar los métodos de intervención temprana podría causar que un menor desarrolle obesidad, esteatosis hepática, síndrome metabólico, presión arterial elevada y diabetes tipo 2”, según la Dra. María F. Nota, pediatra del Norton Children’s Medical Group en Germantown. “Todas estas condiciones son factores de riesgo infantiles para la enfermedad cardiovascular en adultos”.

Si no se le proporciona atención médica, la esteatosis hepática puede convertirse en una afección más agresiva llamada esteatohepatitis no alcohólica (NASH, por sus siglas en inglés), que implica un daño hepático similar al consumo excesivo de alcohol, que incluye inflamación del hígado, cicatrización/cirrosis o insuficiencia hepática. También puede conducir al síndrome metabólico, que aumenta el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Métodos de prevención

No existe un medicamento que trate la esteatosis hepática, y bajar de peso es la forma más efectiva de prevenir y potencialmente revertir la enfermedad, junto con el adoptar hábitos de vida más saludables.

Manténgase en un peso saludable. Si un menor tiene sobrepeso o es obeso, reduzca sus calorías, los alimentos ricos en grasas y el consumo de azúcar. Consuma una dieta saludable rica en frutas, verduras, carnes magras, cereales integrales y grasas saludables.

Haga ejercicio regularmente. Incorpore ejercicios que aumenten el ritmo cardíaco durante un mínimo de 30 minutos, al menos de tres a cinco días a la semana.

Siga la regla 0-1-2-5:

 

0 = cero bebidas azucaradas

1 = 1 hora de actividad física por día

2 = 2 horas o menos de tiempo de pantalla por día

5 = 5 porciones de frutas y verduras por día

Childhood obesity can lead to increased blood pressure and fatty liver disease in children


Appointments 629-KIDS

Search our entire site.